Embutidos Monells hace una nueva nave para poner tres nuevas líneas de loncheado

Las empresas del sector alimentario preparan nuevas inversiones desde hace meses. Es el caso de Embutidos Monells, que está haciendo una nueva nave para meter hasta tres nuevas líneas de loncheado de embutidos en la planta de San Miguel de Balenyà. La empresa, ahora ya propiedad del grupo Argal, prevé ampliar en unas 50 personas la plantilla. También Splendid Foods invertirá en dos años seis millones de euros en su sede de Seva.

Dolors Altarriba. Sant Miquel de Balenyà
Embutidos Monells, empresa del grupo Argal, prevé realizar este año una inversión de 5,5 millones de euros en su planta de loncheados de Sant Miquel de Balenyà, según ha explicado la directora general de la empresa, María Ángeles Sebastián. Las obras, que ya han comenzado, estarán terminadas en verano y han supuesto que se perdiera parte del aparcamiento que había porque es el suelo que ha ocupado. Estas obras le permitirán ampliar su capacidad productiva en tres nuevas líneas de loncheado, aunque como explica Sebastián de momento sólo se pondrá en funcionamiento una, “pero ya se ha preparado para un crecimiento a medio plazo”. La puesta en marcha de la nueva nave supondrá incorporar 50 nuevos trabajadores, que se sumarán a los 450 actuales.

La sección de loncheados ya representa el 56% del total de la producción de esta empresam que produjo el año pasado 25.925 toneladas de elaborados cárnicos, un 2% más que en 2015, mientras que los productos loncheados se situaron en 14.537 toneladas. La empresa cerró el año 2016 con unas ventas de 94,3 millones de euros, casi 2 millones más que el año anterior, de los que 10,3 fueron provenientes de la exportación. Y es que la exportación “a pesar de ser la parte que crece más es todavía un porcentaje pequeño de la empresa”, dice Sebastián. Una de las razones es la bajada que se sufrió hace tres años cuando se cerraron los mercados de Rusia, uno de los países donde más exportaba Monells.

La empresa tiene dos plantas en Sant Miquel de Balenyà, donde elabora jamón dulce, embutidos y loncheados, y otra planta en Sant Hipòlit de Voltregà, donde produce el lomo y el bacon. En esta última invirtió alrededor de dos millones el año pasado. “Se adecuaron las instal.lacionsn para ampliar capacidad y se segregaron las plantas de bacon y de lomo curado para adaptarlas a las nuevas normativas“, explica Sebastián, que añade que se hizo una sala nueva para “mejorar el flujo interno, Sebastián no descarta que en los próximos meses se hagan nuevas inversiones en las otras plantas de la empresa.

DE MONELLS AL GRUPO ARGAL

La empresa forma parte de este grupo español nacido en Pamplona

El grupo Argal compró Monells el año 2014. En un principio, con una participación mayoritaria del 51% y con la antigua dirección a la cabeza, pero ahora ya forma parte del grupo y se ha retirado de todos los cargos la familia Monells , fundadora de la empresa en 1946.

Argal es una empresa nacida como negocio familiar de carnicería en Pamplona hace más de 100 años. Se ha especializado en embutidos como el jamón curado y dulce, los ibéricos, el pavo, el salchichón o el paté y exporta a más de 30 países. La empresa dispone de instalaciones en Fregenal de la Sierra, en Badajoz (Extremadura), donde tiene los cerdos ibéricos que cría, en Lumbier (Navarra) y en Miralcamp (Lleida), donde fabrican látigo y salchichón.

La empresa, que factura más de 300 millones de euros y sobrepasa el millar de trabajadores, compró el año 2015 el 51% de la empresa de comida preparada de Palamós Just Gourmet Grupo.

Noticia publicada en EL 9 NOU