Comienza la colaboración INNOVACC-AGROALIM en unas jornadas inter-clúster sobre sostenibilidad celebradas los días 7 y 8 de julio

El día 22 de junio de 2021 el clúster cárnico de Cataluña INNOVACC y el clúster agroalimentario de Nuevo León-México AGROALIM firmaron un acuerdo de colaboración: https://www.innovacc.cat/2021/06/23/acuerdo-de-colaboracion-innovacc-agroalim/?lang=es

En el marco de este acuerdo de colaboración, los días 7 y 8 de julio de 2021 se realizaron unas jornadas inter-clúster sobre sostenibilidad en el sector agroalimentario, donde participaron 80 personas de los dos clústeres.

A continuación, se hace un breve resumen de las ponencias y principales conclusiones de los dos días.

Tras la bienvenida de los presidentes de los clústeres, a cargo de Jesús Velazco (AGROALIM) y Esteve Espuña (INNOVACC) comenzaron las ponencias de la primera jornada dedicadas a “Reducción de huella de carbono y huella hídrica en el sector agroalimentario”.

Ver vídeo jornada día 7

Ver vídeo jornada día 8

Norma Alicia Ramos Delgado (Sociedad Mexicana de Aguas AC – Instituto Tecnológico de Nuevo Léon) con la ponencia “La huella hídrica en México ¿Hemos avanzado?”, expuso la grave problemática que afronta México con relación a la disponibilidad de agua, especialmente en las zonas más industrializadas o con mayor densidad de población. Por este motivo México es un importador neto de agua virtual, en realidad es el segundo del mundo después de Japón, por su necesidad de importar productos con huella hídrica externa (generada en los países de origen de los productos comprados, como Estados Unidos, Canadá, China o Brasil). Indicó que en Nuevo León se está trabajando a fondo en la reutilización de aguas residuales del sector agroalimentario para mitigar polvo, para torres de refrigeración, riego en zonas verdes y campos de deporte y también para generación de energía.

Ver presentación.

Joan Colón (Centro Tecnológico BETA – Universidad de Vic) y Anna Sol (Argal Alimentación) hicieron la ponencia “Herramientas para el cálculo de la huella de carbono y huella hídrica de producto alimenticio”. Joan Colón explicó la necesidad de utilizar herramientas de medición de la huella de carbono e hídrica de cada producto alimenticio, que sean homologables y comparables, y recomendó la PEF (Product Environtmental Footprint) desarrollada por la Unión Europea. Esta herramienta la está utilizando la empresa Argal con el apoyo de la UVIC, y Anna Sol comentó el esfuerzo que requiere de obtención de datos de su proceso interno (y también los de sus proveedores) pero también la ventaja competitiva que supone para la empresa, al diferenciarse de sus competidores, ayudar a mejorar la sostenibilidad, ahorros en el consumo de recursos y oportunidades de mejora detectadas por ineficiencias o desperdicios.

Ver presentación.

Laura Mejías (Centro Tecnológico BETA – Universidad de Vic) y Gerard Masferrer (Matadero Frigorífico del Cardoner) hicieron la presentación del proyecto “ACCELWATER. Optimización del uso del agua y valorización de residuos de depuración en industrias de alimentación y bebidas: cárnicas, cerveceras, lácteas, transformación de tomate, piscifactorías”. Este proyecto cuenta con una ayuda europea Horizon 2020 (www.accelwater.eu), que permitirá realizar cuatro casos demostrativos en diferentes sectores de alimentación y bebidas, con plantas piloto donde se podrán probar las mejores soluciones de ahorro de agua y de valorización de residuos y subproductos de depuradoras. La parte catalana del proyecto la conforman el Matadero Frigorífico del Cardoner, la Universidad de Vic y INNOVACC, y estará centrada en el sector cárnico. Mejías y Masferrer explicaron que se está diseñando la planta piloto y las pruebas que se empezarán a realizar en pocos meses. Al final del proyecto (2024) se espera haber conseguido un 40% de recuperación de agua residual para reutilizarla en el propio matadero, un 20% de residuos sólidos de la depuradora valorizados y la producción de cuatro subproductos. También se podrán conocer las experiencias de los otros subsectores involucrados en el proyecto que harán pruebas piloto en otros países (Grecia, Italia, Islandia).

Ver presentación.

Miguel Ángel Martínez Urincho (Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía) hizo la ponencia “Estrategias para la reducción de energía en el sector industrial” y repasó las principales motivaciones para ahorrar energía, como habría que hacerlo en las organizaciones, y la necesidad de evaluar las acciones realizadas y verificar los resultados conseguidos. También expuso algunas oportunidades de mejora en diferentes aspectos de las empresas alimentarias.

Ver presentación.

El día 8 de julio la jornada llevaba el título “Buenas prácticas de economía circular y reciclabilidad”.

Belinda González (Qualtia Alimentos) hizo la ponencia “Qualtia. Mejores prácticas de sustentabilidad” y centró su explicación en tres casos de éxito de esta importante empresa alimentaria mexicana. El primero, una planta de tratamiento de aguas residuales en Tepotzotlán (Estado de México) con un tratamiento de 1.500 m3/día donde se reutilizan 300 m3 de agua al día. En la misma localidad hay una central de cogeneración que genera 21,3 MWh/año, 108.000 m3/año de agua caliente y 31.600 toneladas de vapor/año. Finalmente explicó que, en las plantas de San Nicolás de los Garza (Nuevo León) y en Tepotzotlán, reciclan 1.852 toneladas/año de polietileno (que proviene de residuos propios o de proveedores) y fabrican más de 60.000 cajas para transporte de alimentos.

 

Frederic Bigas (Bigas Alsina) y Santi Alsina (Matadero Frigorífico de Avinyó) hicieron la ponencia “Obtención de energía renovable mediante residuos de matadero de porcino”. Santi Alsina remarcó la apuesta por la empresa de Avinyó y todo el grupo empresarial por la mejora de la sostenibilidad. Frederic Bigas expuso el proyecto realizado en el marco de INNOVACC de valorización energética de pelo de cerdo y otros residuos sólidos de depuradora, que gracias a una ayuda europea Horizon 2020 (PIGHEAT) se pudo terminar de desarrollar y finalmente implantar en el matadero de Avinyó. El pelo seco se mezcla con biomasa vegetal en la caldera de biomasa y se obtiene un ahorro de biomasa vegetal de un 20%.

Ver presentación.

Seguidamente, Elsa Lloret (IRTA) habló de “Innovaciones en materiales plásticos para envases más sosternibles” explicando los resultados del proyecto MATSOS donde participaron las empresas Salgot, Mafrica, Monells, Enplater, Klöckner Pentalplast, además de IRTA y INNOVACC. Resumió las pruebas realizadas durante el proyecto y destacó el desarrollo de nuevos plásticos monomaterial que finalmente han ido implantando las empresas participantes en sus envases. Se trata de envases que utilizan menos peso en plástico, que se producen con un% de plástico reciclado y que se pueden volver a reciclar. Al mismo tiempo comentó que algunos productos curados se habían podido envasar con bioplásticos compostables.

Ver presentación.

Finalmente, Gabriel Santos (Zubex) explicó la ponencia “Materiales bio-orientación sostenibles para empacado de carne” y los asistentes pudieron conocer unos de los films desarrollados por la empresa mexicana muy adecuados para piezas de carne con hueso o punzantes, ya que permiten menos espesor de plástico pero con una elevada resistencia a la ruptura, además de ser biodegradables (normativa USA).